lunes, 2 de agosto de 2010

Capa de Ozono y Calentamiento Global



Aún cuando el tema ozono y el Calentamiento de tipo invernadero están relacionados, son temas científicos diferentes. En la atmósfera inferior (llamada troposfera), el ozono actúa como gas tipo invernadero atrapando radiación que sale, la cual si no fuera sí escaparía al espacio. Comparado con el dióxido de carbono, el ozono es un gas tipo invernadero de menor envergadura. Sin embargo, la importancia del ozono troposférico podría aumentar debido a la quema de combustible fósil el cual genera ozono (reconocido comúnmente como componente del smog) en la atmósfera baja así.


El ozono también juega un papel muy importante y natural en la atmósfera superior (llamada estratosfera) . En la atmósfera superior el ozono actúa como un escudo contra la dañina radiación solar ultravioleta (UV). Las reducciones del ozono estratosférico dan como resultado un incremento de la peligrosa radiación ultravioleta que llega a la superficie terrestre. Noventa por ciento del ozono atmosférico se concentra entre 10 y 40 kilómetros por sobre la superficie del planeta. Los destructores más grandes del ozono en la estratosfera son los compuestos químicos (clorofluocarbonatos - CFC) producidos por el ser humano que actúan como gases tipo invernadero en la atmósfera inferior. Las temperaturas estratosféricas extremadamente frías sobre los dos polos - Norte y Sur- combinados con la radiación solar y la circulación atmosférica, amplifican el impacto de las reacciones químicas que destruyen el ozono, resultando en "agujeros de ozono" sobre la Antártida (ver imagen arriba) y el Ártico.


Los científicos estudian cómo está cambiando el clima del planeta de distintas formas. Aunque cada método tiene algunas incertidumbres, todos sugieren una historia similar - que la Tierra se ha calentado dramáticamente en los últimos 140 años, y que en la actualidad es más cálida que en los últimos 600 años.
Algunos científicos trabajan con satélites para develar algo sobre el cambiante clima de la Tierra. Aunque el registro satelital es muy corto (unos 20 años) y difícil de interpretar debido a cambios en los instrumentos y órbitas, los últimos estudios satelitales confirman la misma historia, el globo terráqueo se está calentando.
El registro instrumental de la temperatura, que llega hasta el siglo 19, nos brinda una clara indicación: la media de las temperaturas anuales del aire en superficie del planeta ha subido aproximadamente 0.5 °C (0.9°F) desde 1860.


Los datos paleoclimáticos proveen una confirmación independiente de este calentamiento reciente, y también ubican el calentamiento del siglo XIX al XX (1860 al presente) en el contexto de los últimos siglos y del último milenio. El registro paleoclimático no sólo nos permite ver las fluctuaciones de la temperatura global a lo largo de los últimos siglos, sino que también permite a los científicos examinar el clima del pasado aún más lejos en el tiempo. Esta perspectiva es una capacidad importante en nuestra búsqueda para comprender las posibles causas del calentamiento global en el siglo XX. Podemos mirar los supuestos períodos cálidos en el pasado distante (por ej. 1.000, 6.000, 125.000 y aún 165.000.00 de años atrás) para tratar de encontrar indicios de procesos naturales que podrían estar causando el calentamiento global que ahora experimentamos. Hasta ahora, los paleoclimatólogos no han podido encontrar ninguna explicación climática natural para el calentamiento actual.




Definición: El calentamiento global es un incremento, en el tiempo, de la temperatura media de la atmósfera terrestre y de los océanos. La teoría del calentamiento global postula que la temperatura se ha elevado desde finales del siglo XIX debido a la actividad humana, principalmente por las emisiones de CO2 que incrementaron el efecto invernadero. La teoría predice, además, que las temperaturas continuarán subiendo en el futuro si continúan las emisiones de gases invernadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada